Dentistry

Encías retraídas

La encía es el tejido que cubre las bases de los dientes y es nuestra mayor protección de la unión de la corona clínica con la raíz del diente o molar. Mantener la encía en su nivel adecuado es garantía de salud periodontal.

La encía libre sigue el contorno del diente y lo rodea en forma de collar, es esa primera parte de la encía que hace contacto con la base de nuestros dientes, es poco profunda y a continuación de ésta  tenemos la encía adherida que es toda la encía que cubre el hueso alveolar de los dientes.

Las encías retraídas se producen de forma gradual, por tal razón puede ser imperceptible y cuando se hace notoria es porque los signos y síntomas están muy instaurados.

Observamos un aumento de la corona clínica, pérdida de tejido dental en la base de los dientes en forma de socavaciones o muescas, sensibilidad y/o cambio de color en la base de los dientes.

encía retraídaLas encías retraídas están asociadas a lesiones cervicales no cariosas de etiologías diversas; podemos mencionar: un cepillado traumático en esta delicada área, mal posiciones dentales, pérdida de estructura dental por fuerzas compresivas durante la flexión del diente que hacen saltar de forma gradual los prismas del esmalte en esta zona debilitando el diente por la unión entre corona y raíz, en forma de V profunda que afecta a la cara externa del diente. Las mayores fuerzas son generadas por malas mordidas, apretamiento continuado de los dientes y hábitos parafuncionales como el bruxismo.

Cuando las socavaciones son pequeñas en su etapa inicial podemos reparar el tejido perdido con empastes dentales y dependiendo del caso clínico y la etiología pueden durar un corto o largo periodo de tiempo. Estos empastes duran mucho cuando la causa son fuerzas compresivas.

El injerto de encía en la zona es un procedimiento predecible con muy buenos resultados clínicos y estéticos para corregir las retracciones gingivales, la cirugía mucogiginval corrige los defectos en morfología, posición o cantidad de la encía alrededor del diente.

encías retraídas

KatiaEncías retraídas
leer mas

La caries dental y las calorías vacías

Nuestros dientes se ven expuestos día a día por un ciclo dinámico de desmineralización por los ácidos resultantes de la acción de las bacterias y la remineralizaron natural de los dientes por el retorno de iones de Ca y Fosfatos presentes en la saliva.

Las bacterias golosas de los azúcares de los alimentos producen ácido láctico que disminuye nuestro PH por debajo de 5,5 creando un medio ácido favorecedor de caries dental, que es justamente la socavación del diente que se inicia por la desmineralización del tejido dental, si la acción de los ácidos se prolonga en el tiempo.

Los picos de ácidos predominan cuando comemos entre horas, por saturación de azúcares y almidones refinados, poca ingesta de alimentos frescos y la permanencia estática de estos restos sin una repetición mecánica del cepillado.

La caries dental se nos presenta cuando no somos capaces de restablecer el ciclo y dar tiempo a la remineralización.

El consumo de zumos artificiales, chucherías, harinas refinadas, refrescos, que deberían ser de consumo esporádico, saturan nuestra dieta diaria, permanecen por tiempo prolongado sobre la superficie dental en forma de placas ácidas atacando el esmalte.

No basta decirles a los niños que no coman dulces, es la suma de alimentos vacíos los que desequilibra nuestro PH oral.

Recomendaciones para prevenir la caries dental:

Aumento de alimentos alcalinos, frutas, verduras ricos en vitaminas y minerales. Frescos de temporada, preferiblemente de producción ecológica o local.

La mejor merienda es una pieza de fruta.

Cepillado correcto tres veces al día, uso de hilo dental y/o cepillos interdentales.

En el equilibrio está la clave, podemos disfrutar de ciertos alimentos que no nos aportan nada pero el mayor porcentaje de nuestra alimentación deben ser alimentos alcalinos, alimentos vivos.

El aceite de coco favorece a neutralizar el PH de la saliva, podemos utilizar un poco de aceite de coco si no realizamos un cepillado a mano o combinarlo.

Realizar enjuagues y cepillado con bicarbonato de sodio, no como crema dental habitual, pero podemos hacer un suave cepillado con bicarbonato de sodio cuando hemos abusado de una dieta acidificante o queremos dar un toque de pulido a nuestros dientes combinando ésta con aceite de coco.

La prevención es la principal especialidad dentro de la odontología, si hacemos revisiones periódicas y evitamos realizar grandes empastes en piezas donde una leve intervención se ha hecho a tiempo, nos evita tratamientos invasivos que desequilibran el medio natural de la boca.

Hacer de nuestra alimentación nuestra medicina diaria.

 

Katia Ruiz Alvear

Odontóloga SaludNaturalONE

KatiaLa caries dental y las calorías vacías
leer mas