Odontologia Natural

Retirada segura de amalgama

El Mercurio es, como bien sabemos, altamente tóxico. Un empaste de amalgama está compuesto en un 52% de Mercurio; y el 48% restante lo componen Plata, Cobre, Estaño y Zinc, que también son tóxicos en sí. Aunque el Mercurio aparentemente está sólido en el empaste, es muy inestable y se desprende continuamente, acumulándose en la superficie de la amalgama por la acción del calor en la boca, la saliva, elementos como el Flúor, cuando masticamos chicle o se ingieren alimentos muy ácidos.

Aunque estos elementos son eliminados, en torno al 10% se acumulan en los tejidos corporales, tracto gastrointestinal, cavidad bucal, pulmones. De igual forma, los empastes de amalgama pueden actuar como pequeñas pilas en nuestra boca formando campos eléctricos alrededor del diente, por estar formado por metales que entran en contacto con la saliva, que es un medio salino, se producen electro-galvanismos (iones eléctricos cargados), conducción de corrientes eléctricas entre empastes o con otros metales en la boca, que contienen las coronas o puentes y las prótesis de estructura metálica.

No todos los empastes tienen la misma carga eléctrica o están interfiriendo de la misma manera en el organismo, los efectos secundarios están condicionados por la predisposición genética, el tiempo de permanencia en la boca y otros muchos factores.

Al ser generadores eléctricos, y lo cerca que está el cerebro con todo su potencial eléctrico, y los distintos meridianos claves que cruzan la línea de los dientes que están conectados con otros órganos y partes del cuerpo, recomendamos retirarlos siguiendo todas las medidas preventivas posibles.

Retirada Segura de amalgamas

En nuestro primer contacto con el paciente, se le realiza un historial médico dental, se determinan qué empastes debemos retirar, el orden de retirada, tiempo entre citas y, de forma personalizada, le sugerimos consejos de alimentación, suplementos minerales y vitamínicos, homeopatía y consejos prácticos que nos ayuden a la eliminación de toxinas del organismo.

En la clínica, durante la retirada de los empastes, preparamos al paciente y nosotros también para que toda la consulta esté libre de contaminantes.

La preparación del paciente incluye:

  • Aislamiento de campo operatorio, con dique de goma, para evitar residuos dentro de la cavidad oral.
  • Protección de ojos y vías aéreas con mascarilla de clínica y se le da a respirar oxígeno al paciente, mejorando la calidad del aire.
  • Durante la retirada se succiona con doble aspiración y se mantiene refrigerado el procedimiento con abundante irrigación. Utilizamos fresas especiales para cortar amalgama de forma rápida y en lo posible se intenta quitar la amalgama en bloque.
  • Realizamos nuestro nuevo empaste o reconstrucción, con un material biocompatible, de alta resistencia, baja contracción, libre de bisfenoles.

Para la realización del empaste o reconstrucción, dedicamos el tiempo necesario para devolverle al diente su función y estética.

La intoxicación por mercurio, las corrientes eléctricas y los campos electromagnéticos asociados pueden haber bloqueado la existencia de nutrientes y desbaratado los sistemas reguladores del cuerpo. Por tal razón es importante una buena historia clínica, conocer a nuestro paciente y verlo como un todo.

Para garantizar la completa seguridad de nuestros pacientes, seguimos los protocolos recomendados por la International Academy of Oral Medicine & Toxicology

Julio de PablosRetirada segura de amalgama